TT MAGAZINE

Cine de Montaña

3 mayo, 2019

La gran pantalla es uno de los mayores entretenimientos, y la presencia o aparición de la escalada en ella ha sido y es algo que nos llama la atención a todos los escaladores, que dejando a un lado los documentales, cuando se trata de ciencia ficción o de escenas aisladas, nos divierte muchísimo observar la inverosimilitud de las tomas que llevadas a la realidad son incluso físicamente imposibles. Por unanimidad, todas ellas son parte de drama y ciencia ficción, y esto sin duda contribuye a la fama tan dramática que tiene hoy el alpinismo y la escalada, donde siempre alguien muere y la mayoría de las veces en manos de un compañerismo ideal queda retratado como ausente, sucediendo historias de conspiración y guerras de egos por ser los primeros en el reto. Cuando se trata de cine realista o documentales, aún exponiéndose la personalidad del protagonista con cierto aura de drama o transcendentalismo en torno al significado de la montaña, últimamente vemos un giro importante con las maravillosas películas de Kilian Jornet (parte de su Summits of my life), como Déjame Vivir en el Cervino o Everest, y Alex Honnold  en Free Solo. Ellos, rodeados del más alto nivel de filmación, han retratado sus retos grabados en directo, y ambos con una nueva perspectiva llena de consideración, libertad, responsabilidad, y un ambiente, un aura de felicidad y de positivismo filmado in situ que todos disfrutamos como escaladores y alpinistas, pero de la misma forma e incluso sin entender del todo estos impresionantes logros, todos, todos los disfrutamos. 

En los años cincuenta comenzaba el cine de montaña con La Montaña Blanca, dirigida por Ted Tetzlaff en 1950. En 1956 La montaña Siniestra de Edward Dmytryk, y en 1959 El Tercer Hombre en la Montaña de Ken Annakin y Peilous Assignment de Hamilton S.Luske con Walt Disney, cuyo uno de sus protagonistas era Gastón Rebuffat, quien también filmó Etoile et Tempettes y Horizons Ganes. Y posteriormente fue a partir de 1975 con la mítica Licencia para Matar de Clint Eastwood, que comenzó el cine de montaña con mayor asiduidad, tanto películas de ciencia ficción como escenas míticas de escalada.

Este mes, este artículo se lo dedicamos al cine, con la siguiente selección de películas de todos los tiempos y de gran variedad, que os ordenamos cronológicamente. ¡Las noches de cine de esta primavera-verano en los campamentos este año serán las mejores! Id preparándoos y … ¡ a disfrutar !

Cinco Días, Un Verano, 1982, de Fred Zinnemann con Sean Connery

 

Star Trek V, 1989, de William Shatner

 

Grito de Piedra, 1991, de Werner Herzog

 

K2, 1991, de Franc Roddan

 

Riesgo Total, 1993, de Renny Harlin con Sylvester Stallone

 

Camino a la cima Muerte en el Everest, 1997, de Robert Markowitz

 

Gran Paradiso, 2000, de Miguel Alexandre

 

Misión Imposible, 2000, de John Woo con Tom Cruise

 

Límite Vertical, 2000, de Martin Campbell

 

Tocando la Cima, 2003, de Kevin MacDonald

 

La llamada del Silencio, 2007, de Louise Osmond

 

Cara Norte, 2008, de Philipp Stölzl

 

La Conquista del Everest, 2010, de Anthony Geffen con Conrad Anker

 

Vértigo, 2010, de Abel Ferry

 

Nanga Parbat, 2010, de Joseph Vilhsmaier

 

The Summit, 2012, de Nick Ryan

 

127 Horas, 2011 de Danny Boyle

 

Pánico en las alturas, 2011, de Julian Gilbey

 

A Fine Line, 2012, de Kilian Jornet (Primera película dentro del proyecto Summits of My Life)

 

Beyond the End, 2013, de Leanne Pooley

 

Déjame Vivir, 2014, de Kilian Jornet (Segunda película dentro del proyecto Summits of My Life)

 

K2, 2014, de Dave Ohlson

 

Valley Uprising, 2014, de Peter Mortimer y Nick Rosen

 

Langtang, 2015, de Kilian Jornet (Tercera película dentro del proyecto Summits of My Life)

 

Meru, 2015, de Jimmy Chin y Elizabeth Chai Vasarhely

 

Sherpa, 2015, de Jennifer Peedom

 

Everest, 2015, de Baltasar Kormákur

 

Punto de Quiebre, 2015, Ericson Core

 

Path to Everest, 2018, de Kilian Jornet (Cuarta película del proyecto Summits of My Life)

 

The Dawn Hall, 2018, de Peter Mortimer y Josh Lowell, con Tommy Caldwell

 

Free Solo, 2018, de Jimmy Chin y Elizabeth Chai Vasarhely filmando a Alex Honnold